Este contenido será modificado temporalmente en atención a las disposiciones legales y normativas en materia electoral, con motivo del periodo de campaña del 30 de marzo al 5 de julio del presente año.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Mujeres en situación vulnerable festejan 10 de mayo con actividades lúdicas

Publicado el 10 Mayo 2018
imágen4.jpeg
imágen2.jpeg
imágen1.jpeg
imágen3.jpeg

Mujeres privadas de su libertad en el Centro de Reinserción Social Femenil Tepepan, Xochimilco, participaron en una serie de actividades lúdicas, con motivo del 10 de mayo.

Las actividades impartidas por la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades, SEDEREC, fueron planeadas para realizarse con mujeres indígenas y adultas mayores. Por parte de autoridades del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México resaltaron que este tipo de actividades es un reconocimiento a las madres internas que son pilares fundamentales de la familia.

El evento empezó con clases de zumba, donde 50 internas aprovecharon para moverse al ritmo de las canciones, desestresarse y también mantener una buena condición física. Con ropa deportiva de color azul marino, bailaron en el patio central, haciendo su mejor esfuerzo al ritmo del merengue y reguetón que se escuchaba en las bocinas.

No es difícil entender el entusiasmo que ponen internas como Alejandra, quien lleva cinco años en el Centro Femenil y estas clases dice, le han ayudado a mantener su peso y sentirse mejor tanto emocional como físicamente.

Durante la actividad también participaron personas con alguna discapacidad como Concepción, quien pese a estar en una silla de ruedas, alza las manos y mueve los hombros al ritmo de la música, ya que quiere sentirse parte del grupo y no quedar fuera de las actividades.

Este Centro de Reinserción Social alberga a 175 mujeres, las cuales oscilan entre los 30 y 85 años edad, de ellas 12 son indígenas, 8 con alguna discapacidad física y 40 con discapacidad psicosocial.

En el mismo evento se llevaron a cabo jornadas de medicina tradicional. A través de cantos, rezos y respiraciones curanderos pidieron a los cuatro elementos: fuego, agua, tierra y aire por la salud de las mujeres privadas de su libertad. También se otorgó asesoría psicológica con el fin de que las reclusas pudieran expresar sus emociones e ideas para una pronta recuperación.

Delfina, de 34 años de edad tiene dos hijos, uno es adolescente y vive con sus papás, aunque apenas lleva la mitad de su condena confía en que su proceso sea corto y estar en su hogar de nuevo. “Lo vi desde fin de año y espero el 10 de mayo pasarla juntos”.

Ella cumple una condena de 52 años una de las más largas que hay en este Centro Femenil, el otro hijo que tiene, no sabe de su paradero, su pareja que tenía en ese momento cuando fue detenida se lo llevo y desde entonces no sabe de él. “Sigo manteniendo la esperanza de encontrarlo y decirle que yo soy su mamá y que lo extraño” De acuerdo con el Informe Especial sobre las Condiciones de Hijas e Hijos de las Mujeres Privadas de la Libertad en los Centros de Reclusión de la República Mexicana, es necesario contar con políticas públicas efectivas, que privilegien el derecho de la niñez a convivir con sus madres independientemente de su situación legal.

Con estas acciones se brinda apoyo a mujeres en situaciones vulnerables para que se puedan integrar a la sociedad de una manera eficiente y adecuada. Así como para mejorar sus condiciones de vida.